• CALIDAD EDUCATIVA
  • AMBIENTE AFECTIVO
  • EXPERIMENTACIÓN Y PRÁCTICA
Premium Joomla Templates by iPage Coupon

PESTAÑAS CICLOS

EDUCACIÓN INICIAL EDUCACIÓN BÁSICA BACHILLERATO GENERAL UNIFICADO BACHILLERATO TEÉCNICO

Clase demostrativa

LINEAMIENTOS PARA UNA CLASE DEMOSTRATIVA

            Estimad@s docentes, reciba un cordial saludo en esta oportunidad permítanme que comparta ciertas orientaciones dignas a tomarse en consideración cada vez que tenga que preparar una clase para el aula, sea esta una clase demostrativa, o quizá una de observación y supervisión, etc..

obser

            Inicio indicando en forma general como debe ser estructurada y como debe girar su clase en torno a estos elementos básicamente. Una clase debe contener:

  1. Saludo/dinámica.
  2. Tomar lista.
  3. Revisar deberes.
  4. Presentar el tema/objetivo.
  5. Retroalimentar el tema anterior.
  6. Desarrollar el tema/ interactuar con: sustento científico, práctico y vivencial.
  7. Sintetizar/resumir el tema.
  8. Evaluar
  9. Enviar deberes y/o refuerzos si fuera necesario.

DESARROLLO:

  1. Saludo/dinámica: es muy pedagógico y didáctico que el docente entre a el aula de clase saludando a sus discentes, esto predispone de manera correcta al grupo para el proceso de aprendizaje.
  2. Tomar lista: Si es un grupo escolarizado que normalmente necesita ser controlado es necesario iniciar pasando la lista respectiva y hacer las anotaciones pertinentes tanto en el leccionario académico del curso como el registro del docente.
  3. Revisar deberes: Realizar la revisión respectiva de tareas escolares, buscando que no haya aglomeración en el escritorio del docente, máximo dos personas pueden estar, o buscar otro mecanismo que puede ser que el docente pase por cada banca realizando el control, o quizá busque algún ayudante que lo haga, en ocasiones se realiza también por sorteo para tomar una muestra del control dado.
  4. Presentar el tema/objetivo: Hacer una presentación calara del objetivo que no será otra cosa que la destreza que quiere lograr con sus estudiantes. (Cabe indicar que en esta oportunidad el docente no debe olvidar su planificación de clase, el escrito debe tenerlo, por si hay control de observación hay que entregarlo a los que hacen el control respectivo. Caso contrario solo se pondrá el tema y el objetivo en la pizarra, escrita o en un papelógrafo preparado).
  5. Retroalimentar el tema anterior: Iniciar siempre retomando la clase anterior de una manera muy sintética para tener la base en donde inserte el nuevo tema, lógicamente si ud. Ya tuvo contacto con ese grupo, caso contrario remembrar ejemplos y despertar la participación de los estudiantes.
  6. Desarrollar el tema/ interactuar con: sustento científico, práctico y vivencial
  7. Sintetizar/resumir el tema: Nunca olvide de hacer una síntesis ojala muy apretada de lo acaba de dar en su clase, esto le dará el sello de garantía de que usted si se ha interesado y domina el tema dado.
  8. Evaluar: Existen muchas maneras de realizarla, diversas metodologías para ponerla en práctica, sea con una hoja previamente elaborada para control de aprendizaje, sea con dos o tres preguntas a la clase o en forma individual, pero nunca olvide realizarlo es importante este paso.
  9. Enviar deberes y/o refuerzos si fuera necesario: En lineamiento últimos dados por el magisterio no pone mucho énfasis en esto, mas bien no lo recomienda. Pero los docentes y pedagogos sabemos que es fundamental realizar refuerzos en casa y que mejor si son tareas a realizarse, que ayude a cimentar y fortalecer lo aprendido. Muy digno de tomarse en cuenta no enviar tareas muy repetitiva, largas y aburridas, que lo único que sacará de esto será el desaliento, el aburrimiento y quizá el rechazo por la materia y el profesor. Por lo cual hay que ser muy prudentes e inteligentes al momento del envío de tareas.
  10. HAZ ESTO Y VIVIRAS MUCHO TIEMPO COMO DOCENTE APRECIADO Y TU LABOR SERA SATISFACTORIA PARA USTED COMO PROFESOR Y PARA LOS DEMÁS
  11.  tema    deber

Puntualizaciones valederas:

Determinar claramente cuáles son los objetivos de la lección magistral es lógicamente el primer paso y elemento importante que en ocasiones se minusvalora o se da por supuesto. Reflexionar sobre los objetivos y definirlos en términos precisos va a permitir una adecuada preparación de las clases. Se trata, por tanto, de establecer qué se espera que los alumnos sepan o sean capaces de hacer como resultado del proceso de enseñanza-aprendizaje.

            Una vez fijados los objetivos, es importante seleccionar los contenidos, siendo preciso tener en consideración el nivel y los conocimientos previos de los estudiantes, así como el tiempo del que disponemos para toda la asignatura, para no caer en el error de un exceso de detalle o contenido en unos temas, generalmente los primeros, y tener que sintetizar en los últimos o en algunos más complicados por falta de tiempo al final de curso. La profusión de detalles sin una buena organización puede confundir y desorientar al alumno.

            Es por tanto imprescindible, una planificación del curso que fije una correcta organización de los contenidos en temas convenientemente estructurados y con una secuencia temporal de aprendizaje. Es importante un correcto reparto del tiempo y adecuar el ritmo de aprendizaje a lo largo del curso a la dificultad de los diversos conceptos y principios.

  Por otra parte, también es recomendable, el que los contenidos no sean  presentados de una forma excesivamente abstracta. Los principiantes necesitan de una manera especial, ilustraciones y aplicaciones que relacionen una nueva asignatura con conocimientos y experiencias previas.
 
            La introducción de la clase se puede plantear para que capte la atención, pudiendo asumir la forma de preguntas o breve exposición de una problemática. De igual modo, al constituir la clase un elemento dentro de una asignatura, suele ser útil para clarificar y ayudar al auditorio a organizar el contenido, el exponer cómo encaja el contenido de esta clase concreta con las últimas e incluso con las siguientes, de forma que se muestre como un todo organizado. Puede ser útil, por tanto, recordar brevemente lo expuesto los días anteriores y cómo se estructura la continuación de una forma lógica, ayudando a recordar en el punto en que se dejó la materia.

               A partir de la introducción, se desarrolla la exposición, siendo de especial importancia y responsabilidad del docente el mantener alto el nivel de atención. El plan de clase debe dar cabida varios métodos encaminados a estimular la atención. Un buen profesor hará uso de anécdotas y ejemplos ilustrativos y de ilustraciones visuales. O bien, trazará figuras en la pizarra que permitan a los miembros del auditorio seguir la pista del argumento; asimismo variará el ritmo haciendo una pausa antes de pronunciar nombres o afirmaciones importantes, levantando la voz  y hablando de modo más circunspecto para dar énfasis.

 
            Para la preparación de una adecuada lección magistral  hay que tener presentes los siguientes factores:

Conocer a fondo la materia.

 Tener en cuenta el tipo de auditorio.

  Prever para cada lección un comienzo o introducción, un núcleo y un final.

  Planificar la estructura de modo que ayude a comenzar por el principio y recorrer los puntos más interesantes.

  Partir de notas, aunque no hace falta tenerlo todo escrito.

  No perder de vista que se trata de palabra hablada y no escrita.

 Tener en cuenta el tiempo que dura la lección magistral.

 Prever las posibles ayudas audiovisuales.

Recordar al preparar la clase, que lo que aburre al profesor aburrirá al auditorio.

              Fuera de lo que es la preparación propiamente dicha en lo que a contenidos se refiere, el profesor debe tener en cuenta otros aspectos, como son: la comunicación verbal y no verbal, el cuidado de la voz, las pausas, etc. Es decir, no se debe prestar atención exclusivamente al contenido de la clase, sino también al nivel de comunicación que se produce en la misma, pues el profesor tiene que ser un buen comunicador.

              El error más desastroso en que puede incurrir el profesor es colocar sus apuntes encima de una mesa baja y disertar sobre los mismos sin alzar jamás la vista hacia el auditorio
 
            No sólo la exposición oral tiene que ser prevista y organizada, sino también muy especialmente las ayudas visuales. Falta imperdonable es que las diapositivas o las láminas de acetato del proyector den imágenes demasiado pequeñas para ser vistas con claridad por la mayor parte del auditorio. El trazado de los dibujos debe ser  sencillo y las letras deben ser lo bastante grandes para poder leerse.

            La lección magistral facilita información y puede responder a las dudas más comunes y a algunas poco comunes de alumnos aventajados en las que otros no han pensado. El completar las dudas particulares se puede hacer en seminarios, reuniones en grupos, los trabajos en grupos o en tutorías. La información facilitada en la clase magistral se completa con clases especiales y sesiones de tutorías que personalizan la oferta educativa.

               La clase magistral permite resolver a un gran grupo las dudas más comunes, motivarles y suministrar la información más importante. Posteriormente, se puede completar la formación facilitada en la clase magistral resolviendo las dudas particulares, de forma personalizada o en grupos.
 

Gracias por su tiempo en la lectura de este artículo, seguro ha sido una inversión en su profesión.